Utilizarían órganos de cerdos para trasplantes humanos2 min read

0
525

Los científicos ya implantaron células de páncreas en personas con diabetes y no encontraron evidencia de infección, por lo que podría ser el primer paso para un importante avance en la ciencia.

Un equipo de científicos pasó décadas tratando de crear tejidos de cerdo para que no fueran rechazados por el cuerpo humano, pero tuvieron que enfrentarse a los PERV.

¿Qué son?

Básicamente restos de las infecciones virales antiguas, los genes de los retrovirus endógenos porcinos, que están desparramados por todo el genoma del animal y pueden infectar a una persona que un día recibe el órgano de un cerdo.

Pero ahora, una empresa de Estados Unidos logró tachar estos virus de la lista de preocupaciones.

Usando la edición de genes CRISPR, los investigadores de la empresa y varios laboratorios académicos lograron crear decenas de cerdos aparentemente sanos sin rastro de genes PERV.

En un artículo publicado en la revista Science, el equipo explica que la técnica se usó en cerdos vivos con el mismo porcentaje de éxito que el método de clonación sin modificación genética, aproximadamente un cerdo por cada cien embriones implantados.

Y cuando probaron los tejidos de los 37 animales nacidos hasta el momento, todos parecían estar libres de PERV.

No obstante, incluso con estos retrovirus fuera de escena, los cerdos requerirían otras modificaciones para que sus órganos no sean rechazados por el sistema inmunológico humano o causar otros daños.

Por el momento, los científicos ya implantaron células de páncreas de cerdo en personas con diabetes y no encontraron evidencia de infección por PERV.

Los grandes órganos porcinos, que probablemente necesitarán fármacos inmunosupresores para evitar que los cuerpos de los pacientes los ataquen, podrían representar un mayor riesgo de transmisión de PERV.

El virólogo Joachim Denner, del Instituto Robert Koch de Berlín, ya intentó cortar genes PERV de células de cerdo con una tecnología de edición llamada zinc nucleases dedo, pero los muchos e imprecisos recortes de ADN fueron tóxicos para las células.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here