Origen:ciperchile.cl

SEIS SUBCONTRATADOS Y UNA EMPLEADA DE PLANTA SON LOS CONTAGIADOS

La controversia por las recientes aglomeraciones en el Metro terminó revelando la ramificación de un brote de Covid-19 entre los trabajadores de la red subterránea. Siete empleados ya dieron positivo y otros 87 están en cuarentena. A eso se suman denuncias de trabajadores que acusan incumplimiento en la sanitización de trenes y estaciones: dicen que usan productos de limpieza comunes y que algunos vagones se lavan con desinfectantes diluidos al máximo. Los sindicatos aseguran que los trabajadores subcontratados están en riesgo porque los contratistas no les dan insumos para prevenir el contagio.

El pasado viernes 20 de marzo la situación del Metro ya era compleja. Ese día la Gerencia Corporativa de Personas recopiló cifras y concluyó que cuatro de sus trabajadores subcontratados –empleados por empresas contratistas– estaban contagiados con Covid-19. Pero no era lo único. Otros 69 empleados se encontraban en cuarentena y 26 en modalidad de teletrabajo por “riesgo de salud”.

De los 69 empleados que estaban en cuarentena, 50 habían estado en contacto con algún contagiado, otros 10 habían llegado hace poco de un viaje al extranjero y los nueve restantes ingresaron a cuarentena por “síntomas compatibles” con el virus. Luego de que ese primer conteo comenzó a filtrarse fuera de la empresa, Metro dejó de informar a los trabajadores sobre la evolución de los contagios al interior de la compañía. Hasta hoy, cuando una parte de los antecedentes fueron entregados formalmente a la prensa.

Paulina del Campo, gerenta de Clientes y Sostenibilidad de Metro, fue entrevistada este martes 24 de marzo en Radio Futuro a raíz de las aglomeraciones que se vieron en las estaciones de la red subterránea a primera hora de la mañana del lunes 23, completamente incompatibles con las precauciones que se deben tomar para evitar el contagio de Covid-19. En esa entrevista, Del Campo reveló que en la empresa había seis contagiados (dos más que en la cifra informada a los trabajadores el viernes pasado): una funcionaria de las oficinas administrativas de Huérfanos y cinco empleados de diferentes empresas contratistas.

Las cifras se actualizan cada hora. A las 17:00 del martes 24, Metro indicó a CIPER que el número de trabajadores que dieron positivo al contagió había aumentado a siete (seis de ellos subcontratados). La empresa agregó que los empleados en cuarentena también aumentaron: ya van en 87.

Paulina del Campo aseguró en radio Futuro que una de las opciones que barajan es operar la red cerrando algunas estaciones, replicando lo que han hecho algunos países ante la pandemia. Pero hasta ahora no se ha tomado una decisión. También dijo que se han creado turnos de trabajadores sin contacto entre ellos, para que en caso de que un grupo caiga en cuarentena, pueda ser reemplazado por otro y así asegurar la operación de la red.

Entre los trabajadores –de planta y subcontratados– hay nerviosismo por los distintos focos de exposición al virus que se han producido en talleres, estaciones y oficinas. Metro no informó a CIPER sobre el lugar dónde laboran los seis subcontratados que presentan contagio (solo indicó que ninguno de ellos había tenido contacto con personal que trabaja en las estaciones atendiendo usuarios). El argumento para no transparentar esa información, según indicó uno de los empleados de su área de comunicaciones, es el respeto a la “privacidad de los trabajadores”. Pero ese hermetismo es el que precisamente critican los propios trabajadores que conversaron con CIPER, bajo reserva de sus identidades, y que temen contagiarse.

Según pudo indagar CIPER, al menos uno de los subcontratados que dieron positivo se desempeña en los talleres de trenes ubicados en Neptuno. Un guardia de seguridad, que pidió resguardo de su identidad, agregó que varios de los trabajadores habituales de esos talleres hoy están en cuarentena. La empresa indicó que en ese lugar no se producen contactos con personal de las estaciones. Pero un operario de esos talleres refutó esa versión y afirmó que ahí se cruzan habitualmente con conductores de trenes y que varios jefes de estación dejan ahí sus autos para dirigirse a sus respectivos lugares de trabajo.

La falta de información es lo que también alegan los trabajadores de la Línea 3, quienes hasta las 19:00 del martes 24 no habían sido informados oficialmente que la jefa de la estación Einstein optó por entrar en cuarentena voluntaria. Lo hizo luego de haber participado en un velorio, entre cuyos asistentes se reportaron tres personas que dieron positivo al coronavirus.  Desde Metro indicaron que el caso sí fue informado y que la funcionaria y su equipo directo están en cuarentena.

El número de contagiados podría aumentar. Este martes 24 se esperaba el resultado del test por Covid-19 de un conductor de trenes de la Línea 1, mientras que ayer se descartaron los contagios de empleados del área de mantenimiento. “La seguridad para trabajar no existe”, señalaron a CIPER varios representantes de trabajadores subcontratados que pidieron resguardo de su identidad por temor a despidos.

Desde Metro se aseguró que se han cumplido todos los protocolos para aislar los contagios y prevenir la transmisión: “Los protocolos de acción ante casos positivos por Covid-19, que siguen los lineamientos de las autoridades de Salud, fueron definidos por Metro al conocerse los primeros casos en países vecinos y consideran también una serie de acciones preventivas para evitar el contagio” (vea aquí la respuesta completa enviada por Metro a CIPER).

INFORMACIÓN ADICIONAL

La frontera entre la vida y la muerte: con la capacidad actual Chile solo soporta un peak de 63.000 contagiosVer link

INFORMACIÓN ADICIONAL

¿Es la banca suficientemente fuerte para enfrentarse al crash del coronavirus?Ver link

INFORMACIÓN ADICIONAL

Minsal paga $12.568 millones por ventiladores mecánicos y gobierno acusa manipulación de preciosVer link

INFORMACIÓN ADICIONAL

El negocio del coronavirus: Altos precios en clínicas y cobros abusivos por productos en InternetVer link

¿SE CUMPLE CON LA SANITIZACIÓN?

“No se ha garantizado la sanitización de las dependencias. Fue una pantalla la supuesta sanitización de los trenes. Nosotros, que hacemos el aseo en el Metro sabemos que eso no fue con cloro, no fue con alcohol, no fue de esa manera. Solo se limpió con otros líquidos de limpieza normales”.

El que habla es un dirigente sindical de los trabajadores de Metro. Lo hace en una reunión efectuada el pasado jueves 19 de marzo con la seremi de Trabajo de la Región Metropolitana. CIPER tuvo acceso al audio de esa cita, la que se gestionó luego de que los trabajadores subcontratados protestaran el 18 y 19 de marzo en la estación Moneda, donde se ubica la sede central de Metro.

Protesta de trabajadores de Metro el 19 de marzo.

CIPER contactó al presidente del sindicato de trabajadores del aseo de Metro (Sintracon), Iván Montenegro, quien planteó sus dudas sobre cómo se sanitizan los vagones y las estaciones: “No tenemos claridad de si se está cumpliendo el protocolo adecuado para sanitizar las estaciones. No sabemos cómo se está haciendo. No sabemos si los materiales que se están ocupando hoy son los que se necesitan para esto. La empresa dice que cumple, pero los trabajadores nos dicen, por ejemplo, que no se le hace sanitización a todos los vagones, o que siempre se está trabajando con la mínima porción del químico para sanitizar… ojalá lo más diluido posible”.

El dirigente del principal sindicato de Metro y vicepresidente de la federación que agrupa a todos los trabajadores de la empresa, Eric Campos, agrega que las dudas internas sobre la sanitización no se han resuelto: “Frente a esas denuncias hoy enviamos una carta a Rubén Alvarado, que es el gerente general, exigiéndole que transparenten los programas de aseo y sanitización tanto de estaciones como de trenes”.

Los trabajadores encargados de desinfectar vagones y estaciones son operarios de empresas externas, como Maclean. Eso lo confirmó Metro en la respuesta que envió a CIPER. En esa misma respuesta asegura que se ha cumplido lo acordado con las empresas contratistas:

El plan de higiene considera el reforzamiento de la limpieza diaria de todos los trenes en circulación, y la desinfección con amonio cuaternario -un compuesto antiviral utilizado en recintos hospitalarios- en las superficies de contacto prioritario de trenes y estaciones como pasamanos, manillas, torniquetes, tótems de recarga de tarjeta, teclado de ascensores y cajeros automáticos. Con el fin de controlar la aplicación de estas medidas, Metro cuenta con inspectores de contrato que verifican permanentemente el correcto cumplimiento de todas las acciones de sanitización que se están aplicando en trenes y estaciones, lo que se ha cumplido de acuerdo a lo programado”.

SUBCONTRATADOS DICEN QUE ESTÁN EN RIESGO

Para el sindicalista Iván Montenegro, la empresa ha fallado en su planificación: “Como trabajadores estamos completamente disconformes. Las medidas para enfrentar lo que está pasando han sido tardías. El principal problema de Metro es que le falta una planificación para enfrentar esto”.

A las protestas del 18 y 19 que motivaron la reunión con la seremi de Trabajo, se sumó una manifestación de las trabajadoras del aseo de la empresa Maclean durante la madrugada de este martes 24. Ellas reclaman que inicialmente la empresa contratista no les entregaba ni mascarillas, ni guantes, ni alcohol gel para prevenir contagios. Subcontratados de otras empresas dicen que, de a poco, han conseguido mejoras. Ahora algunas de las empresas externas le entregan a su personal una mascarilla diaria y un pote de alcohol gel.

Pero aún no logran que los mayores de 65 años, las embarazadas y los enfermos crónicos puedan quedarse en sus casas y eventualmente trabajar desde ellas (si sus labores son compatibles con teletrabajo), como si lo hacen los empleados contratados directamente por Metro.

Eric Campos, dirigente de los trabajadores de planta, afirma que este problema que ahora se hace evidente, se arrastra por años: “Esta crisis devela lo que hemos venido denunciando hace tiempo, siete de cada diez trabajadores de Metro son subcontratados y los únicos que hasta ahora tienen aseguradas condiciones básicas y mínimas de seguridad son los  de planta. Los trabajadores de subcontrato dependen de la bondad de los dueños de esas empresas”.

Desde Metro responden que buscan asegurar las condiciones de todos:

Metro ha instruido a todas sus empresas contratistas para que se haga entrega oportuna a sus trabajadores de los elementos de protección personal necesarios para ejercer sus funciones, conforme a las orientaciones entregadas por las autoridades de Salud. Si bien la coordinación y entrega de estos implementos es responsabilidad de la empresa contratista, debido a gravedad de la situación que enfrentamos como país, Metro de Santiago ha estado entregando mascarillas a los trabajadores externos que no cuenten con ese elemento de protección personal”.

Los subcontratados también reclaman por las represalias después de sus manifestaciones: siete guardias de la empresa Valsegur fueron despedidos por asistir a las protestas del 18 y 19 de marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 2 = 1