Tras varios días de negociación, el Gobierno y dirigentes del transporte público y escolar lograron un acuerdo para que conductores y propietarios puedan acceder a un bono de 350 mil pesos, más, en el caso de los dueños, la opción de acceder a tres préstamos “blandos” de 320 mil pesos, para enfrentar la pandemia.

El acuerdo, que se logró la tarde de este viernes, tiene un costo de alrededor de 180 millones de dólares para el Fisco y estará destinado a alrededor de 140 mil propietarios y conductores (acreditados) de taxis, colectivos, buses urbanos/rurales del país -se excluye Red/Transantiago-, además del transporte escolar de todo el país.

En la reunión participaron dirigentes nacionales de los gremios del transporte, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, y la titular de Desarrollo Social, Karla Rubilar.

“Estamos contentos por el acuerdo que logramos. Esperamos que alivie a muchos trabajadores del transporte de pasajeros que han enfrentado dificultades” señaló la ministra Gloria Hutt.

Resta que el acuerdo sea tramitado como ley en el Congreso, lo cual se proyecta que sea expedito.

El acuerdo

El acuerdo señala que se concederá por una única vez un bono por un monto de 350 mil pesos para propietarios y conductores, pudiendo solicitarse por un período de sesenta días a contar de la fecha de publicación de la ley que habilite la entrega de este bono.

En el caso de que no sean dueños del vehículo, a quienes al 01 de agosto de 2020 se desempeñaban como conductores de buses, taxibuses y minibuses, rurales o urbanos que presten servicios en las zonas señaladas el artículo 2º de la Ley 20.378, o como conductores de transporte escolar, taxis básicos y colectivos, rurales o urbanos, quienes podrán acreditar dicha calidad mediante una declaración jurada, suscrita ante la respectiva Secretaría Regional Ministerial de Transportes.

En el caso de que los propietarios sean personas jurídicas, el beneficiario será el representante legal en su calidad de tal, inscrito ante la respectiva Seremitt, no pudiendo nunca pagarse más de un bono respecto de una persona natural.

En el caso que en virtud de un contrato de leasing el propietario formal del vehículo sea una entidad financiera, se aplicará el beneficio al mero tenedor inscrito.

El bono será compatible con todos los demás beneficios aprobados en el Congreso con motivo de la situación de pandemia Covid-19, con excepción de los señalados en la ley N°21.242 y en la ley Nº21.252.

En el caso de quienes pudieron acceder al IFE, se descontará del bono los montos que se hayan cobrado o les corresponda cobrar en virtud de dicho subsidio.

También, no aplicará en vehículos que presten servicios de transporte de pasajeros y transporte escolar que tengan contratos de subsidio con el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, en el marco del artículo 5° de la Ley 20.378.

Préstamo

En relación al préstamo, el protocolo de acuerdo señala que se concederá un préstamo financiado con un aporte fiscal, por un monto de 320.500 pesos, el que se podrá solicitar mensualmente, por cada persona natural o jurídica que sea beneficiaria, propietarios o representantes legales inscritos ante la Seremitt, hasta en tres oportunidades.

Los beneficiarios podrán acceder a las primeras dos cuotas desde el 01 de septiembre al 31 de diciembre de 2020, o tan pronto la ley que habilita la entrega de este préstamo esté vigente.

Tendrá un año de gracia, cuya primera cuota del pago deberá pagarse en septiembre de 2021, y podrá pagarse en 16 cuotas iguales, si se trata de un sólo crédito. Si es más de una préstamo, el plazo de pago y el monto varía.

El bono y el préstamo con compatibles entre sí.

El financiamiento corre a cuenta del Tesoro Público y el Ministerio de Hacienda, dictará las normas necesarias para la implementación de las medidas, una vez aprobada la ley que se requiere para materializar los beneficios.

Conformes

Héctor Sandoval, presidente de la Confederación Nacional de Taxis Colectivos de Chile (Conatacoch), aseguró que hay conformidad por el acuerdo logrado con el Gobierno.

“Firmamos el acuerdo alrededor de las 18:30 horas y quince minutos después ya estaba en la comisión mixta de Hacienda del Senado y la Cámara de Diputados, reconozcamos que vimos una excelente predisposición de ambas cámaras. Si todo va bien, la próxima semana tendríamos ley para recibir los pagos a partir de la siguiente”, dijo Sandoval, tras la reunión con autoridades ministeriales.

Agregó que “la tarea ya está hecha, lo que nos empujó permanentemente a buscar esta necesaria ayuda, fue que siempre estuvimos conscientes de las dificultades que empezamos a vivir a contar del estallido social de octubre del 2019, lo que se agravó a un estado inimaginable con la llegada del coronavirus”.

Sandoval explicó que muchos de sus representados y del mundo del transporte no habían sido beneficiados con las otras medidas que implementó el Ejecutivo para enfrentar la pandemia.

La diputada de la DC, Joanna Pérez, quien aseguró que había presionado al Gobierno para zanjar el problema de los transportistas, señaló que “esto es un avance, quiero felicitar a dirigentes como don Héctor Sandoval. Creo que es importante y vamos a analizarlo de manera que también conductores puedan ser beneficiarios del bono. Por lo tanto, valoro que se haya canalizado lo solicitado en la comisión de Desarrollo Social de la Cámara, luego en la comisión de Hacienda y finalmente en Sala”.

También, el senador RN, Francisco Chahuán, celebró el acuerdo logrado.

“Creemos necesario el otorgamiento de este bono. Sin duda, esto es avanzar en dignidad para el transporte menor que se ha visto afectado por la baja de los pasajeros de la locomoción colectiva”, dijo Chahuán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

33 + = 42