La iniciativa que crea un Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones, busca disminuir en un 40% los accidentes de tránsito tal como ha ocurrido en algunos países de Europa.

“En lo que va del año, entre enero y septiembre de 2020 tenemos que lamentar 1.099 personas fallecidas en siniestros de tránsito”, dijo esta mañana la ministra de Transportes, Gloria Hutt. De esa cifra, 336 corresponde a automovilistas, 326 eran peatones, 150 motociclistas y 85 ciclistas.

De acuerdo a la secretaria de Estado, “todos ellos han fallecido en siniestros que en la mayor parte, eran evitables” y que un 30% de estos tienen asociado como causa basal el exceso de velocidad.

Por este motivo, y para ayudar a contrarrestar la situación, es que la ministra anunció que el gobierno dará urgencia al proyecto de ley que crea el Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones, un sistema para controlar el incumplimiento de las normas de tránsito mediante la tecnología.

La normativa, que fue ingresada en 2013 y ha sido reimpulsada desde 2018, permitirá fiscalizar infracciones de tránsito, como el exceso de velocidad, o medidas de gestión como las pistas Solo Bus o la restricción vehicular, mediante telerradares instalados y señalizados en zonas de la ciudad con alta siniestralidad vial.

“La velocidad es una de las primeras causas de muerte en nuestro país y es por eso que nos preocupa la conducta de algunos conductores que exceden los límites, ya que ponen en riesgo sus vidas y la del resto de las personas que utilizan las vías», dijo Hutt.

Al respecto, el ministro Segpres, Cristián Monckeberg, explicó que la iniciativa se presentó inicialmente durante la primera administración del Presidente Sebastián Piñera pero que “recién llegados a esta nueva administración lo retomamos y se logró que saliera de la Cámara de Diputados y hoy está en el Senado”.

En tanto, la nueva Jefa Zona Tránsito, Carreteras y Seguridad Vial de Carabineros, general Marcela González, detalló que durante este año “ya hemos realizado más de 57 mil fiscalizaciones, pero con un sistema automatizado podemos llegar a inculcar a las personas que es su responsabilidad bajar la velocidad y podremos alcanzar un mayor número de fiscalizaciones. Toda medida que ayude a salvar vidas es importante”.

Actualmente, la fiscalización de la velocidad se realiza a través de Carabineros e inspectores fiscales, que logran captar tres de 10 mil excesos de velocidad. El nuevo sistema tecnológico se hará cargo de la detección, notificación y tramitación de las infracciones, con el objetivo de generar un cambio cultural y de conducta para crear mayor conciencia vial.

En países como España o Francia, este modelo de gestión tecnológica ha permitido reducir en hasta 40% las muertes y siniestros viales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 49 = 53