Origen: biobiochile.cl

La Contraloría tomó razón de las Bases de Licitación de Concesión de Uso de Vías del Sistema de Transporte Público de Santiago, según informó hoy el Ministerio de Transportes.

La idea de esta nueva licitación es dejar atrás el Transantiago y estandarizar el sistema RED en toda la capital, mejorando así la calidad del servicio.

Con esta licitación, se separan los bienes (buses y terminales) de la gestión de los recorridos, con la intención de que las empresas realizan mejoras constantes y así también facilitar el reemplazo de aquellas compañías que no cumplan con los estándares requeridos.

De esta forma, el modelo consta de dos licitaciones: una que busca asegurar el suministro de buses, que ya abrió ofertas económicas el pasado 3 de diciembre y que espera la resolución de adjudicación por parte de Contraloría; y la gestión de recorridos, cuyo proceso se abre hoy.

Este último proceso se extenderá hasta julio próximo y la idea es que las empresas sean de menor tamaño, con un promedio de 400 buses (hoy es de 1.300).

Los contratos, además, se reducirán de 10 a 5 años, extensibles por otros 5 si cumplen con la calidad del servicio. En tanto, para incentivar la electromovilidad, el contrato será por 7 años si más del 50% de la flota de buses es eléctrica, extensibles por otros 7 años.

En este proceso, tres unidades de negocio serán renovadas, dando paso a seis unidades, las que corresponden al 29% de los servicios actuales del sistema, lo que se traduce en 153 recorridos que recorren comunas como Huechuraba, Quilicura, Conchalí, Independencia, Renca, Recoleta, Vitacura, Las Condes, La Reina, Lo Barnechea, Puente Alto, Peñalolén, Providencia y Ñuñoa, entre otros.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, señaló en un comunicado que, de esta forma, se podrá “administrar por primera vez el sistema a partir de índices de calidad. Las empresas tendrán incentivos concretos para prestar servicios de calidad y en el caso de que no lo hagan el Estado podrá reasignar los buses y terminales a otra empresa, lo que permitirá que las personas cuenten con un mejor sistema de transporte”.

Agregó que, para garantizar la calidad del servicio, señaló que “se aplicarán encuestas de satisfacción a los usuarios. Además, se tendrán en cuenta otras variables relacionadas con el cumplimiento de las obligaciones laborales y las condiciones operacionales”.

El director de Transporte Público Metropolitano, Fernando Saka, añadió también que se medirán aspectos como el tiempo de espera, calidad de atención y calidad de conducción, información de bus y la certificación de la mantención de la flota.

Junto con ello, dijo que se determinarán descuentos por la no detención en paraderos e incentivos para disminuir la evasión.

“Con este hito, estamos dando un paso trascendental en el cambio al transporte público donde no sólo se incorporarán nuevas exigencias para los operadores, sino que además el nuevo diseño de la malla aumentará la cobertura en 13 puntos de la ciudad para entregar un mejor transporte público”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + 3 =